PIEL DE PRIMAVERA

 Alimenta la piel cuidando su salud

 

CAMBIOS SIGNIFICATIVO

Durante el invierno hemos cubierto más nuestro cuerpo y nuestra piel ha sufrido falta de oxigenación, volviéndose más frágil y rugosa.

 

Con la llegada de la primavera aumentan las horas de luz solar y las radiaciones ultravioletas crecen en intensidad. La subida de temperaturas estimulan las feromonas lo que favorece la aparición de acnés, eccemas y alergias, típicas de esta estación y, todo ello, hace que se reseque la epidermis.

 

 

 

Unas sencillas pautas, con la aportación de productos biológicos plenamente identificados con la piel, nos pueden ayudar a reponer el equilibrio que ha podido deteriorarse durante el invierno y a contrarrestar los efectos negativos que puedan ocasionarle las alteraciones primaverales.

 

Sabiendo, también, que tanto el exceso de sol como su carencia pueden ser perjudiciales, aprovecharemos la primavera para ayudar a la piel a adaptarse al sol de una forma natural, apoyando la evolución progresiva del bronceado y, así, mejorar su protección en verano.

 

CUIDADOS RECOMENDABLES

Nutrir la piel, de forma natural y equilibrada, mejorará la funcionalidad celular y aumentará, a su vez, la resistencia del tejido. Pero, para conseguirlo eficazmente, cuidemos dos aspectos fundamentales. Por una parte, que los productos que utilicemos ofrezcan el máximo aporte de principios activos, acordes con la piel, en dosificaciones correctas y,  por otra, que dicha aportación se produzca en sus capas más profundas.

 

Proteger la piel, correcta y naturalmente, desde los primeros rayos de sol pero sin ocluirla, dejando los poros libres para que la piel pueda respirar, pueda asimilar los principios activos y pueda sintetizar Vitamina D, esencial para la salud, el tono y la belleza de la epidermis.

 

Los cosméticos Dulkamara bamboo se identifican plenamente con la piel y cumplen con todos los requisitos citados, por su composición y actividad. Las interacciones de sus fito-ingredientes y sus aceites esenciales con los extractos de bambú, mejorarán la energía de la piel entre otros importantes beneficios.

 

El exclusivo producto Savias de bambú será un compañero eficaz en la limpieza, tonificación y

nutrición diaria de la piel.

 

PRODUCTOS BIO-NUTRIENTES

Además de las Savias de bambú, las emulsiones y aceite de la gama Dulkamara bamboo, guardan la riqueza de los aceites vegetales de primera presión en frío, destacando los necesarios ácidos grasos insaturados (omega 3, 6 y 9). Podremos elegir entre diferentes texturas y aromas sabiendo, además, que podemos combinar los productos y “jugar con ellos”.

Por ejemplo, la mezcla de pequeñas dosis de Crema facial hidro-nutriente con Aceite revitalizante, es muy eficaz para zonas que precisan nutrientes y gran hidratación, tales como el contorno de la boca, contorno de ojos, cuello y escote. La aplicaremos con ligeros toques por la noche, tres veces por semana, durante la primavera. También es aconsejable como ayuda en caso de dermatitis primaveral, por su concentración en rosa y centella asiática

 

 

DIAS SOLEADOS DE PRIMAVERA 

 

Hemos hablado de la importancia de protegernos del Sol y, a la vez, de aprovecharlo. Con un rico contenido en extractos de camomila, jojoba y espliego, disponemos de la Crema Bioactiva FP6 que, gracias a sus filtros físicos y biológicos, es un protector natural de la piel. Este producto apoya la evolución de la piel hacia el verano, porque estimula la generación de melanina y “broncea más con menos cantidad de sol”

Los bellos días soleados de primavera, antes de salir de casa, pulverizaremos Leche virginal bambú sobre nuestra cara, cuello, escote, brazos… y, antes de que la piel se seque, aplicaremos Crema Bioactiva FP6. Nuestra piel nos lo agradecerá, al tiempo que se protege contra la aparición de manchas oscuras y arrugas.

 

LIMPIEZA RENOVADORA DURANTE EL SUEÑO

 

La Mascarilla, por su contenido en extracto puro de tomillo, es ideal combatir impurezas en la piel durante la primavera y para complementar la limpieza en profundidad. La podemos aplicar dos veces por semana, mediante una pequeña dosis bien extendida, como una crema, que se dejaactuar toda la noche

 

MASAJE DE BELLEZA

 

A la piel del cuerpo, oculta prácticamente durante el invierno, podemos ayudarle, siempre de forma natural, con un sencillo masaje estimulante. Si después de la ducha o baño y sobre la piel aún húmeda, masajeamos pies, piernas y cuerpo con Fito-emulsión corporal, ayudaremos a desbloquear tensiones, a activar la microcirculación (esencial en primavera), a descargar fatiga y a embellecer la piel.

 

Si hacemos el masaje utilizando Agua floral vetiver para humedecer la piel antes de aplicar la crema, ayudaremos a mitigar picores de la piel que surgen, por ejemplo, en el caso de las alergias al polen.

 

Fuente: Dulkamara Bamboo