Cúrcuma, conocida tambien por el azafrán de la India

Esta especia sirve sólo para dar color amarillo a las comidas, algunos le llaman "el azafrán de la India" y le da un sabor dulce con un ligero toque picante y amargo a los platillos, por lo que su uso en la cocina debe hacerse en pequeñas cantidades. En la cocina del sudeste asiático, donde es muy popular, se utiliza en sopas, salsas, ensaladas, platos de arroz, lentejas, pescados, mariscos y crustáceos

Una súper especia

La madre naturaleza tiene muchos tesoros para salvaguardar nuestra salud, uno de ellos y poco conocido es la cúrcuma. Comúnmente usada en la cocina asiática y de color amarillo, tiene poder para aliviar el dolor, es uno de los mejores antiinflamatorios naturales y hasta anticancerígena. Conoce más de sus bondades.

 

 

 

1. Antiinflamatorio natural

En la India, los curanderos han utilizado la cúrcuma desde hace miles de años para tratar y prevenir enfermedades inflamatorias como la artritis. Un estudio publicado en Journal of Alternative and Complementary Medicine encontró que la cúrcuma funciona tan bien como el ibuprofeno para reducir el dolor de rodillas en pacientes con artritis y sin efectos secundarios.

Milenarios poderes

El rizoma (raíz) de la cúrcuma ha sido usado desde tiempos ancestrales en la medicina asiática para tratar los malestares gastrointestinales, el dolor artrítico y la falta de energía. Constituye una parte esencial de la medicina ayurvédica ya que es capaz de curar ciertas infecciones e inflamaciones interiores y exteriores. (Natural Standard)

 

2. Potente antioxidante

La cúrcuma es una especie miembro de la familia del jengibre y uno de los condimentos esenciales del curry, su principal componente es el polifenol curcumina que puede ayudar a prevenir del estrés oxidativo, protege de diversas enfermedades e impide la formación de radicales libres (sustancias que propician el envejecimiento celular)

 

3. Aliada contra el cáncer

Incluir cúrcuma en tu dieta habitual tendría el poder para prevenir, controlar e incluso matar varios tipos de cáncer. Según un estudio de la Universidad de Maryland Medical Center, la curcumina inhibe el crecimiento del cáncer de próstata y tiene el potencial de prevenir la progresión de esta enfermedad al detener el crecimiento de los vasos sanguíneos que irrigan tumores cancerosos.

4. Para prevenir la diabetes

Si te gusta probar platillos nuevos, tal vez sea hora de darle una oportunidad al curry: su ingrediente principal, la cúrcuma, posee un antioxidante que reduciría el riesgo de diabetes tipo II según lo hallado por la Universidad Srinakharinwirot en Nakornnayok, Tailandia. Esto se debería a que la curcumina tendría propiedades que protegerían las células del páncreas encargadas de producir insulina.

5. Contra la arteriosclerosis

De acuerdo con la Dra. María Ramírez, de la Universidad de Granada, en España, "La cúrcuma posee curcúmina, sustancia que impediría la acumulación de colesterol en las arterias, evitando que se vuelvan estrechas y rígidas, por lo que reduciría el riesgo de arteriosclerosis y otros problemas como ataque cerebral".

 

6. Amiga del corazón

Los componentes activos de la cúrcuma mejoran la circulación sanguínea y previenen la formación de coágulos en la sangre, así lo aseguran expertos del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de Granada, España. Otro estudio de la Universidad de Tsukuba, Japón encontró que el consumo de cúrcuma puede ser tan o más efectivo que el ejercicio físico a la hora de proteger el corazón.

7. Enfermedades digestivas

La cúrcuma estimula el flujo de la bilis en la vesícula biliar lo que ayuda a mejorar la digestión. Un estudio de la Universidad de Reading demostró su capacidad para reducir el dolor y otros síntomas asociados con el Síndrome de Intestino irritable. Otro estudio realizado en China mostró que su uso en colitis reducía las úlceras y las hacía más superficiales.

 

8. Arma para quemar grasa

La cúrcuma se ha utilizado durante miles de años en la cocina de la India, pero también puede ayudarte a perder peso y suprimir el crecimiento de tejido adiposo de acuerdo con un estudio de la Universidad de Tufts. Creen que la cúrcuma ayuda al cuerpo a descomponer las grasas, restringiendo el suministro de sangre a células de grasa.

 

9. Fortalece las defensas

Combatir infecciones y fortalecer el sistema inmunológico serían dos más de las bondades de la cúrcuma. Según un estudio del Instituto Linus Pauling de la Universidad de Oregon, EE.UU. la curcumina estimula la producción de una proteína conocida como CAMP, la cual ayudaría al sistema inmunológico a combatir bacterias, virus y hongos.

 

10. Piel saludable

En algunas partes de India es tradición aplicar pasta de cúrcuma a la novia y al novio antes del matrimonio para hacer que su piel se vea más saludable y brille más. Sus propiedades antibacterianas ayudan a reducir las espinillas y el acné, además, tiene propiedades que ayudan a combatir la piel seca, aclarar la piel y ralentiza el proceso de envejecimiento.

Cúrcuma para el acné

Para que la piel pueda aprovechar sus propiedades antisépticas y antiiflamatorias hay que mezclar una cucharadita de cúrcuma, cuatro gotas de limón y una cucharadita de harina de garbanzos con la leche necesaria para formar una pasta densa. Aplícate la sobre la piel limpia y en las zonas con acné.

 

fuente salud visión