Cuidar nuestros ojos

Los ojos son los órganos más sensibles y delicados de nuestro cuerpo y que merecen un gran cuidado. Enfermedades relacionadas con la edad, como cataratas, degeneración macular…pero que también se dan en personas jóvenes  y más hoy en dia que forzamos la vista mucho más que generaciones anteriores con los móviles y tablets, se pueden prevenir con una buena suplementación.

 

La degeneración macular es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda, lo cual dificulta la lectura y la visualización de detalles finos

Las cataratas se relaciona con la edad. Las cataratas consisten en una opacificación del cristalino, una lente del ojo que sirve para enfocar y que normalmente es clara y transparente. No es un tumor ni una formación de piel o de tejidos nuevos sobre el ojo, sino que la lente misma se nubla, es un más bien envejecimiento ocular.

La luteína y la zeaxantina se les conoce como “pigmentos maculares”, que son los que protegen la mácula y el cristalino de la acción oxidante de la luz

El Mirtilo tiene la habilidad de mejorar el aporte sanguíneo y oxigenación del ojo y de captar radicales libres que pueden desorganizar las estructuras del colágeno y contribuir a la generación de cataratas y degeneración macular

La luteína es captada en el ojo, sobre todo por la retina y el cristalino; allí se metaboliza a zeaxantina. A la luteína y la zeaxantina se les conoce como “pigmentos maculares”, que son los que protegen la mácula y el cristalino de la acción oxidante de la luz. La densidad del pigmento macular es un indicador de la salud ocular,  puesto que una alta concentración de estos pigmentos se relacionan con una alta sensibilidad visual en personas mayores de 60 años.

 

Los investigadores han evidenciado que dosis altas de luteína y zeaxantina reducen el riesgo de degeneración macular asociada a la edad. El mecanismo de acción por el cual proporciona este efecto estaría relacionado con la capacidad de filtrar la luz azul y Proteger los fotorreceptores de los daños oxidativos.

 

La astaxantina es un carotenoide similar en estructura  a la luteína y zeaxantina que presenta una todavía más potente actividad antioxidante y que ha demostrado su eficacia frenando la generación de radicales libres en la retina.

 

Para una óptima salud ocular se recomienda la protección física mediante unos cristales con filtros UV adecuados y

protección biológica mediante suplementos de luteína, zeaxantina y mirtilo, mora y semilla de uva ya que para conseguir un aporte adecuado y eficaz de sustancias activas sería necesaria una ingesta diaria muy elevada de vegetales ricos en estos nutrientes