MSM son las siglas de un compuesto natural llamado Metil Sulfonil Metano.

Esta sustancia está compuesta por azufre y está presente de forma natural en alimentos de origen animal como la leche sin pasteurizar.

El azufre es un elemento necesario en nuestro organismo para distintas actividades, está presente en los enlaces que unen nuestras proteínas, forman nuestros músculos y piel y contribuye al aporte de oxígeno al cerebro, entre otras funciones vitales.

 

 

El azufre, formando parte del MSM tiene otras funciones como mantener en buenas condiciones el tejido conectivo de nuestro cuerpo en la piel, cartílagos, tendones, ligamentos, además de fortalecer uñas y pelo.

El MSM está indicado para el tratamiento de enfermedades como la artritis, la osteoartritis, enfermedades musculares, inflamación y lesiones tisulares y mejorar la cicatrización tras una operación.

 

MSM Pro de Rejuvenal contiene, además del azufre orgánico, otros compuestos como Vitamina C, colágeno, tripéptidos, extracto de bambú, L-arginina y L-lisina, en una combinación ideal para la regeneración de piel, uñas y pelo, manteniéndolos, sanos y fuertes. Mejora la elasticidad de la piel, ayuda a que el pelo esté más voluminoso y fortalece y da brillo a las uñas.

 

En el MSM Pro el azufre se encuentra en la forma orgánica de este mineral, así su absorción en el organismo es mayor, mejorando su aprovechamiento.

Si este azufre no fuera orgánico (como la mayoría de productos MSM del mercado) nuestro cuerpo tendría serios problemas para poder utilizarlo de una forma tan eficaz y debería de eliminarlo vía orina.

 

En los alimentos gran parte del MSM se degrada antes de que podamos aprovecharlo, ya que es muy sensible a las temperaturas de cocinado y a la oxidación. Sin embargo, al consumirlos en forma de suplemento orgánico nos aseguramos que el metil sulfonil metano que estamos consumiendo va a ser aprovechado por nuestra piel, pelo, uñas y articulaciones.

 

Y tú, ¿has probado el MSM Pro? Escribe tu comentario!